DOCENTE Colegio San Jose SSCC

01 SSCC inicial1A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 02 SSCC inicial2A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 05 SSCC final2A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 03 SSCC inicial3A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 06 SSCC final3 DOCENTE Colegio San Jose SSCC 04 SSCC final1 DOCENTE Colegio San Jose SSCC 07 SSCC final4A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 08SSCC f5A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 09 SSCC f6A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 10 SSCC f7 DOCENTE Colegio San Jose SSCC 11 SSCC f8 DOCENTE Colegio San Jose SSCC 12 SSCC f9 DOCENTE Colegio San Jose SSCC 13 SSCC f10 DOCENTE Colegio San Jose SSCC 14 SSCC obra1A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 15 SSCC obra 2A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 16 SSCC int1 DOCENTE Colegio San Jose SSCC 17SSCCint2 1 DOCENTE Colegio San Jose SSCC 18 SSCC int3A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 19 SSCC int4A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 20 SSCC int5 DOCENTE Colegio San Jose SSCC 21 SSCC int6 DOCENTE Colegio San Jose SSCC 22 SSCC int7 DOCENTE Colegio San Jose SSCC 23 SSCC int8A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 24 SSCC det1A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 25 SSCC det2A DOCENTE Colegio San Jose SSCC 26 SSCC plano DOCENTE Colegio San Jose SSCC
General
Titulo:APARCAMIENTO BAJO RASANTE Y REFORMA Y AMPLIACIÓN DEL COLEGIO SAN JOSÉ PARA NUEVO AULARIO Y POLIDEPORTIVO.
C/. Juan Ramón Jiménez, 22. SEVILLA
Promotor:COLEGIO SAN JOSÉ. (SS.CC.)
Arquitecto:Federico Arévalo Rodríguez
Raimundo Molina Écija
Eduardo Martínez Moya
Francisco Javier Pacheco Luque
Cristina del Bosch Martín
Arqto Técnico:Francisco Gutiérrez Alcoba
Contratista:FERROVIAL Agroman S.A.
Año de construcción:2015
Memoria

Se nos plantea la oportunidad de redactar un proyecto que plantee, de forma unitaria, las distintas necesidades del Colegio San José SS.CC. Se actúa sobre un edificio de singular valor arquitectónico, reconocido por el PGOU de Sevilla en su Ficha del catálogo periférico CP.079 “Colegio San José (Padres Blancos), muestra de una serie de edificios de lenguaje racionalista construidos a mediados del s.XX y que comparten un mismo estilo. En este caso, el autor del proyecto original es Francisco Barquín y Barón. No obstante fue necesario instar a la subsanación de la citada catalogación, ya que afectaba incluso a construcciones no originales del edificio, lo que hacía prácticamente inviable cualquier intervención.   

Cuando hemos de plantear una propuesta que dé cabida a nuevas necesidades en un conjunto bastante colmatado, debemos tener claro cuál ha sido la evolución histórica de este edificio, cuáles son sus valores arquitectónicos sustanciales y cuáles son fruto de intervenciones posteriores, más o menos afortunadas. Una lectura detenida de esta evolución nos dará las pautas para nuestra intervención, apoyada igualmente en el conocimiento de la edificación existente, en la relación entre los distintos usos y los distintos volúmenes, en los recursos empleados para resolver determinadas cuestiones arquitectónicas, etc. Sólo a partir del máximo respeto y conocimiento de la obra arquitectónica existente podemos emprender un recorrido que nos lleve a formular soluciones que den respuesta a las cuestiones y necesidades que hoy demanda el colegio.

La propuesta planteada empieza a gestarse desde la planta del conjunto. La necesidad de un nuevo núcleo de aulas nos lleva a buscar la continuidad de la galería que recorre el edificio original, rematada con dos escaleras, una en cada extremo. La continuidad alineada se hace inviable por la presencia de la citada escalera y por la posición que ocupa el pabellón cubierto y las rampas de acceso al garaje. Se hace necesario trasladar ese eje y forzar un punto de encuentro en el que el espacio se dilata, dando respuesta a la conexión de distintos pasillos de distribución. Queremos que esa galería tenga la misma función que la original, es decir, que comunique los distintos núcleos de aulas y que acoja de manera visible la comunicación entre las distintas plantas.

La planta baja del nuevo edificio de aulas queda, en la medida de lo posible, libre de edificación, repitiendo la fórmula de espacios diáfanos que tan buena respuesta han dado al colegio a lo largo de sus años de existencia. Pretendemos, no obstante, que haya una continuidad de espacios que amplíen y diluyan los límites da cada uso.

Pero no sólo se explica el proyecto desde la planta. Los alzados, secciones y volúmenes juegan también un papel importante en la propuesta planteada. La sucesión de los volúmenes que acogen las aulas, unidos por la anteriormente mencionada galería, nos llevan a proponer un tercer volumen, como sucesión natural de los dos anteriores, provocándose un nuevo vacío en el espacio intermedio. Vemos la necesidad de igualar alturas respecto a los dos volúmenes existentes, si bien, no resulta preciso contar con el mismo número de plantas, por lo que se adopta la solución de falsa fachada en coronación, ocultando las inevitables instalaciones y los espacios de juego dispuestos en la cubierta y dando dignidad al cerramiento de las pistas.

Al margen de las ideas básicas que han ido dando forma a esta propuesta, es necesario hablar de las necesidades que presenta el edificio existente, con más de 50 años de vida, y que cuenta ya con algunas patologías que requieren una intervención importante. A ello se une la evolución pedagógica, que reclama nuevas formas de enseñanza y nuevos espacios, más flexibles, más participativos.

La obra se ejecuta en varias fases, si bien, se suceden de forma continua, motivadas por la adaptación del funcionamiento del centro durante la obra, ya que no se disponen apenas de espacios alternativos para el desarrollo de las distintas actividades desarrolladas en el colegio.